/** Page structure tweaks for layout editor wireframe */ body#layout #header { margin-left: 0px; margin-right: 0px; } -->

BIENVENIDOS!

sábado, 26 de abril de 2008

CARTAFINAL


No sé
si algún día

leerás esta carta
pero al escribirla
aquí
me cayeron
gruesas lágrimas.

Por tantos meses
sin saber de ti
que ya me acostumbré
a no llamar
ni a buscarte
a la casa.


Ya tu voz
me resulta extraña
cuando a veces
me respondes
sin saber
quién te habla

porque solo así
me contestas

dándome a entender
que ya
no te hago falta.


Quién será
el rey ahora
que tus tierras
reclama
quién el señor
que sin armadura
cabalga

Quién

te maltrata
que no te vi bien
aquella tarde
sola
esperando
impaciente
en la Plaza.


Deseo
que estés mejor
y espero
no volver a escribir
ni llorar mas
por tu causa.

© Gabriel


8 comentarios:

EDUARDO CAVIERES dijo...

Hola, eres muy talentoso, líneas que llegan hasta el alma.

Me encantó el sitio y espero nos sigamos visitando.

Saludos de Eduardo Cavieres.

Gabriel dijo...

Hola Eduardo

Son los sentimientos, no se puede hacer nada sino el plasmarlos en los precisos instantes en que estos afloran al caer la tarde, con un lápiz y papel y algunos cigarros.

Un abrazo cordial.

ev dijo...

No fumes Gabriel...
todo lo demás si...
Beso

Raquel Fernández dijo...

Gabriel, ¿cuántas veces decimos "esta es la última vez, esta es la última carta, este es el último llamado, este es el último poema que le escribo..."? Pero los sentimientos siempre se imponen y esa vez no es la última.
Precioso.
Un beso grande!

Gabriel dijo...

Ev: Gracias por decírmelo, trataré de no hacerlo.
Un beso!

Gabriel dijo...

Raquel, tienes razón a veces sucede que reincidimos pero en la larga fase del olvido ya son menos frecuentes... Si volviera a escribir sobre determinado tema tal vez ya no me cause tanto dolor por eso ahí mismo lo digo: espero no volver a hacerlo. Si sucede nadie lo sabrá y, si tengo un lápiz o un teclado a mano, lo volverás a leer. jaja A fin de cuentas a veces nos comportamos como ciertos adictos cuando se trata de aproximarnos a la Poesía.
Un beso!

Shanti dijo...

Hola Gabriel quien no haya llorado por una pena de amor es que realmente no se ha enamorado.Mi corazón tiene tantos remiendos y tantos parches por penas pasada y te puedo jurar que mi corazón es más bello ahora que antes. Se puede sufrir y llorar por amor...lo importante es no quedarse estancado en ese sentimiento.

Un abrazo cariñoso y gracias por visitarme

Gabriel dijo...

Claro que si, lo importante es no estancarse en ello, sucede que un bonito recuerdo siempre palía las penas y hace sanar las heridas recientes.
Un abrazo y volveré a visitarte!