/** Page structure tweaks for layout editor wireframe */ body#layout #header { margin-left: 0px; margin-right: 0px; } -->

BIENVENIDOS!

lunes, 21 de abril de 2008

CUíDATE

Quisiera estar contigo
para cuidarte
te prepararía aquel caldo
q tanto te gusta
donde le pongo
todo lo que encuentro
lo revuelvo y hiervo
buen tiempo
y te lo serviría caliente
para detener la fiebre
para espantar la gripe
hasta que sude bien tu frente
déjame cuidarte
en estos momentos que el mal
acecha por un costado
juntemos nuestro amor
fíate de mis manos
que te tocan con cariño
labrando tu pecho
como lo hace inocente
un párvulo niño
Cuídate mi amor
pero no te cuides
de mis besos
cuando llegue a tiempo
a darte abrigo...

Gabriel

3 comentarios:

Raquel Fernández dijo...

Ay, Gabriel, qué lindo. Cuánta ternura. Tuve un novio al que amé profundamente cuando era jovencita; falleció a los 22 años en un accidente de tránsito. Sé que me quiso muchísimo y tengo de él recuerdos maravillosos. Pero recuerdo especialmente una noche en la que yo me sentía muy mal y él me cuidó, tal como plasmás en tu poema. Nunca me sentí más amada que en ese momento.
Te dejo muchos cariños!

Gabriel dijo...

Creo que casi siempre el amor puede curarlo todo. Porque lo que se ofrece con amor hace bien a la persona que lo recibe desde un vaso con agua hasta un beso mismo.
Un beso para ti!

Anónimo dijo...

bueno pues faltó el dulce blanco de Tarma.
si si el amor cura, dicen ,, pero también mata.. dicen...