/** Page structure tweaks for layout editor wireframe */ body#layout #header { margin-left: 0px; margin-right: 0px; } -->

BIENVENIDOS!

miércoles, 28 de octubre de 2009

HUELLASDETUAMOR





Me encanta el rastro que dejas

Sobre el pellejo raspado

De mi sexo

Un olor a ti extraigo

Con el suave masaje

De mis dedos

Aspirándolo profundamente me lo acerco

Buscándote al amanecer

Cuando ya la tibieza de la cama

Y el sudor se han disipado.

Quedas en mi piel

en marcas tenuemente moradas

Mordiscos y cortes hechos sin querer

Con el ímpetu apasionado de tus besos.


Quedas

En la profundidad de mis maltratados músculos

Que me duelen

Como mis quebrantados huesos

La mente me da vueltas

Y tu nombre se repite una y otra vez

Como en un raudo carrousel

Repaso tus palabras en la cama

De tu delirio extremo

Cuando exclamabas

Con toda libertad

Lo que siempre callas…


Foto:http://www.elconfidencial.com/cache/2008/02/04/12_despues_hacer_consejos_hombres.html

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Olores, sabores, texturas, palabras, gemidos y miles de pequeñeces que se agolpan en la mirada, y se instalan en las carnes...
Bienaventurado, quién logra tocar el cielo con los labios y con el pensamiento...

Saludos para ti, siempre visito tu blog

http://secuenciasdelalma.blogspot.com/

Gabriel dijo...

Hola Tatiana

Esas "pequeñeces" o simples detalles solo quedarían ahí o terminarían tan pronto como se las dejó si no fuera por un sentimiento que las engrandece logrando que trasciendan más allá del contacto de los labios. El pensamiento no basta, aunque sea lo último que quede ardiendo todavía como una brasa. Y sí, se toca el cielo así, con el pensamiento y los labios a la vez...

Un beso para ti.